© Eduardo Sohns - 2016

INDEX Ediciones Clases Multimedia Quiénes Somos

Alrededor del año 1500, circulan en la península ibérica una serie de cancioneros polifónicos que recogen un variado repertorio y en el que se reflejan distintos estilos de composición. Algunas de las obras están escritas de acuerdo a la antigua práctica franco-flamenca y otras siguen las tendencias de la nueva música castellana.

Uno de esos cancioneros es el manuscrito conocido como Cancionero de la Catedral de Segovia. Es una fuente importante para el estudio de la música de la época, no sólo por la cantidad de obras que contiene, sino también por la calidad de las mismas y los nombres de los autores representados en el cancionero.
Es de destacar que muchas de las piezas que allí se encuentran no aparecen en ninguna otra fuente, y además, encontramos en él algunas obras que se hallaban en el Cancionero Musical de Palacio y que hoy ya no están entre las que se conservan en este manuscrito.


La edición

En esta edición solamente se consideran los dúos que están completos. Las obras a dos voces que aparecen en el cancionero son las siguientes:


 1 De tous biens playne - Isaac

 2 Regina celi - Hobrecht

 3 De tous biens playne - Adam

 4 Comme femme desconforte - Agricola

 5 De tous biens playne - Tinctoris

 6 De tous biens playne - Roelkin

 7 Le souvenir - Tinctoris

 8 D´ung aultre amer - Tinctoris

 9 [sin texto] - Tinctoris

10 Tout a par moy - Tinctoris

11 Fecit potentiam - anon


Los dúos de CMS presentan rasgos que los hacen particularmente interesantes. Podemos considerar a la gran mayoría de ellos, como formando parte de un pequeño tratado sobre uno de los temas más interesantes de la notación musical: las “proporciones”.

Desde el punto de vista de la escritura, salvo una, todas las piezas están construidas a partir de un tenor sobre el que se elabora una voz nuevamente compuesta. La única obra que no se basa en ese tipo de estructura y que está escrita en base a dos voces de similar importancia, apoyadas la una en la otra a partir del uso de imitaciones, es Fecit potentiam, que además es la única pieza que no tiene indicación de autor.

De acuerdo con la ubicación en el cancionero, podemos dividir los dúos en dos grupos: a) conteniendo solamente la pieza de Isaac que es la única que aparece separada del resto y b) con todas las obras restantes. A su vez podemos dividir b) en dos subgrupos de acuerdo al uso o no de proporciones: b1) con De tous de Roelkin y Fecit potentiam de Tinctoris, las únicas que no usan ese recurso b2) incluyendo a todas las otras piezas, escritas con proporciones.

a) La pieza de Isaac es la única que tiene un texto a todo lo largo de una voz. Está construida con el superius de De tous biens playne haciendo la vez de tenor mientras  la otra voz está armada con fragmentos de canciones de la época.

b) El Regina celi de Hobrecht es la primera de las obras de esta sección, es particularmente compleja y merita una atención especial. A continuación encontramos la versión de Adam de De tous biens playne. En ella, y pese a tener unos pocos compases las proporciones se suceden una tras otra, como si se tratara de un breve muestrario de algunas de las posibilidades que ofrece al compositor el uso de este recurso. Es la única de las versiones construidas sobre la obra de Ghizeghem que aparecen en el cancionero, en la que la voz usada como tenor no aparece completa, ya que solamente utiliza un fragmento de ella. Tanto en la obra de Hobrecht como en la de Adam se escriben las denominaciones de las proporciones usadas, aunque en el caso de la obra de Adam no siempre los nombres dados son los correctos.

La única pieza de Agricola es Comme femme desconforte. A ella le siguen dos versiones de De tous biens playne, una de Tinctoris y otra de Roelkin.

Le souvenir inaugura una serie de piezas escritas por Tinctoris. Es más compleja que las dos que siguen: D´ung aultre amer y la obra “sin texto”. A continuación encontramos a Tout a par moy y el último dúo es Fecit potentiam, la única pieza de esta serie en la que no se indica quien es el compositor, si bien algunos sugieren que sería también de Tinctoris.
Además de la transcripción de todas las piezas, la edición incluye un estudio sobre l tema de las proporciones y un detallado análisis de cada una de las obras.

Dadas las características de las composiciones, se trata de material que para ser ejecutado requiere dedicación y un trabajo atento para poner en evidencia las sutilezas indicadas por los autores, considerados en su momento como algunos de los más destacados de su época.



Cancionero de la catedral de Segovia: dúos

edición de


Eduardo Sohns

Cancionero

de la

Catedral de Segovia

Exterior: Comprar/To buy Argentina: Pedidos cmsduosej