© Eduardo Sohns - 2016

INDEX Ediciones Clases Multimedia Quiénes Somos

Presentación

El objetivo del presente trabajo es analizar distintos aspectos que se desprenden de los veintitrés dúos compuestos por Orlando di Lasso que se encuentran en el tratado Musicae, das ist die Singkunst der lieben Jugend sum Besten in Frag und Anrwort verfasst , escrito por Maternus Beringer y publicado en Nurenberg en 1610. Solamente tres de estas piezas pertenecen a las ediciones que habitualmente se encuentran. Cada una de estas obras es una suerte de collage, en el que breves motivos se disponen cuidadosamente y se engarzan uno a otro sin solución de continuidad, conformando
pequeñas obras de arte, que exceden en mucho la idea de constituir solamente ejemplos sobre los cuales estudiar los principios de la composición musical.

Antecedentes

Hasta comienzos del siglo XVI, aproximadamente, las obras compuestas a dos voces se utilizaban como elemento didáctico para explicar cuestiones que tenían que ver con la notación, y en particular con la mensuración. Se las incluía en tratados, pero también en cancioneros. Puede servir como ejemplo la colección de dúos recopilados en el Cancionero de la Catedral de Segovia . No se trata en este caso de piezas destinadas a los principiantes, sino de composiciones escritas para aquellos capaces de sumergirse en las oscuridades del sistema mensural y de las proporciones. Algunas de ellas son de gran dificultad y debidas a la inventiva de algunos de los principales compositores de la época (Tinctoris, Obrecht, Agricola, etc.). La novedad que aporta el siglo XVI es el empleo de los dúos para enseñar a componer.
Se dejan así de lado las complejidades de la notación, y son utilizados entonces para enseñar a combinar la escritura a dos voces, base de la composición a más partes. Estas piezas, ya sea como obras o como pequeños fragmentos a modo de ejemplos, formaron parte de tratados, y algunos de los libros más importantes de la época los incluyen, entre ellos, el de Glareanus Dodecachordon (Basilea, 1547), el libro de Nicola Vicentino, Antica musica ridotta alla moderna pratica (Roma, 1555) y el de Gioseffo Zarlino, Le istitutioni harmoniche (Venezia, 1558).

Entendiéndose la música a varias voces como una serie de dúos, esta manera de escritura es una suerte de ensayo en el que el compositor aprende a manejar los recursos que luego habrá de emplear en piezas de mayor envergadura. Las obras son cortas y casi todas están compuestas a partir del uso de imitaciones.

Aspectos generales

Algunos de los aspectos que estudiamos en nuestra edición: musica recta y musica ficta, la melodía, las figuras, el motivo, comienzos y finales, extensión de las voces, distancia entre las partes, relaciones verticales, empleo de las disonancias, suspensiones, anticipaciones, notas auxiliares, cadencias, la puesta del texto, etc.

La edición incluye la transcripción de los veintitrés motetes, una traducción de los textos, una guía para la pronunciación, sugerencias para el empleo del material como elemento de estudio, etc.


Orlando di Lasso: Bicinia

Orlando di Lasso


B I C I N I A

edición de


Eduardo Sohns

Exterior: Comprar/To buy Argentina: Pedidos lassobicej

He examinado con mucho interés la edición de las Bicinia de Orlando di Lasso, realizada por Eduardo Sohns. Creo que se trata de un trabajo de impecable factura, que encara la cuestión del contrapunto estilístico con un rigor académico infrecuente en nuestro medio. El formato elegido lo convierte, además, en una valiosa herramienta pedagógica. En lo personal, me despierta lejanos recuerdos de estudiante cuando, a mediados de la década del 60, en la Eastman School of Music, el Dr. Donald White nos guiaba a través de las postulaciones de Gustav Soderlund. Creo, sin temor a equivocarme, que el trabajo de Sohns es digno heredero de esa tradición ilustre.


Guillermo Scarabino

director de orquesta, Decano de la Facultad de Artes y Ciencias Musicales [Universidad Católica Argentina])