© Eduardo Sohns - 2019

INDEX Ediciones Clases Multimedia Quiénes Somos

Solmisación: así se llama el sistema creado por Guido d´Arezzo allá por el año 1000 para enseñar a cantar un canto desconocido, es decir enseñar cómo leer y entonar una melodía.

Solmisación: palabra que en sus once letras encierra misterio y provoca inquietud entre los músicos interesados en la música antigua, temores aparentemente injustificados, al fin de cuentas se trata tan solo de un método para que los principiantes aprendan a entonar una melodía.

Aunque muchos de los que se acercan a la llamada música antigua ni siquiera saben de su existencia, todo aquel que quiera acceder a la literatura musical de la Edad Media, el Renacimiento, o el Barroco, tendrá que lidiar con la terminología guidoniana, no hay otra.

Para el lector de hoy, que la quiere aprender a partir de los tratados, se presenta como un sistema complejo, incomprensible, y repleto de palabras cuyo uso no termina de entender.

 

Pero lo cierto es que muchos de los compositores que hoy son nuestra compañía a través de conciertos, grabaciones, o en nuestro estudio cotidiano, la estudiaron y compusieron teniéndola en sus mentes, por ello cuando nos acercamos a la música Barroca, y obviamente a la de la Edad Media y a la del Renacimiento, nada mejor que tenerla en consideración, al fin de cuentas es música compuesta a partir de ese conocimiento y ¡qué mejor que leer un libro en su forma original!

¿Quiénes solmisaban? ¡Todos! por cientos de años fue el único medio para aprender a leer música. El compositor precisaba conocer el sistema previendo la solmisación del intérprete, para no dejarle a éste la posibilidad de modificar las alturas de ciertas notas según las enseñanzas, y también el intérprete que debía resolver las cuestiones que se le presentaban.

Nuestra edición consta de una introducción, la enseñanza del sistema, y una serie de obras en las que se muestran distintas aplicaciones tanto desde el punto de vista del compositor como del intérprete.

Para ello se analizan varias obras, se comparan diferentes resoluciones de un mismo problema, se muestran sistemas alternativos, etc.

, l

Alejado de complejidades vanas, en todo momento el enfoque se hace desde la práctica, teniendo en cuenta que el método fue creado para un principiante. Vigente durante más de 700 años, la solmisación se fue adaptando, no siempre de la mejor forma, a nuevos usos, con lo cual se fue haciendo más compleja aunque no por ello mejor, sino todo lo contrario.

En resumen, un libro que nos lleva a recorrer un sendero que a partir de unos pocos conocimientos iniciales nos conduce desde lo práctico a lo teórico siguiendo el devenir histórico, desde los inicios relacionados con el canto gregoriano a la polifonía, desde el compositor de un simple villancico a la sofisticación de los autores de madrigales, cánones, obras de alguna manera experimentales, y muchas, muchas cosas más !!!

Ediciones